Avisador de radares, la información al poder

Avisador de radares como forma básica de uso de la información al servicio de la conducción. Porque la tecnología está permitiendo que cada vez más la información sea el gran poder de los conductores. No obstante, se trata de un poder que ofrece ante todo seguridad, ya que los conductores que cuentan con mayor información sobre las circunstancias del tráfico realizarán sus viajes con una mayor seguridad. Si al subirse a un avión todo el mundo da por sentado que el piloto estudiará cuál será la ruta más óptima, conocerá de antemano la climatología que se encontrará durante el trayecto o si hay muchos aviones viajando cerca, ¿por qué no hacemos nosotros lo mismo cuando nos ponemos al volante de nuestro automóvil?

aplicación para avisador de radares

Aplicación para avisador de radares

Información especialmente importante en los momentos de más tráfico

Gracias a dispositivos como el avisador de radares Mini Coyote Plus o Wikango 97-W700, ahora podemos emprender un viaje conociendo todas las incidencias que se pueden producir en nuestro camino. Así que ahora que estamos a punto de empezar las fiestas de Navidad, con los millones de desplazamientos por carretera habituales, es importante que todo el mundo tenga acceso a la mejor tecnología a un precio muy asequible.

Está claro que uno de los grandes avances que se han producido en la actualidad, en lo que respecta a la seguridad vial, viene de la mano de este tipo de aplicaciones móviles que permiten informarnos de un posible atasco unos kilómetros más adelante, o de un radar móvil que puede provocarnos situaciones de estrés si no sabemos dónde se encuentra ubicado.

Legalidad del avisador de radares

avisador de radares mini coyote

Aunque sobre este tema de los avisadores de radar quiero hacer un inciso: desde la entrada en vigor el 9 de mayo de 2014 de la actual Ley de Tráfico, la DGT ha establecido que los únicos dispositivos electrónicos legales son aquellos que informan y alertan del lugar en el que se encuentran los radares, pero que no pueden interactuar con ellos. Mientras que los que producen interferencias o inhiben el funcionamiento del radar están absolutamente prohibidos, los detectores que tienen memorizadas las posiciones donde se suelen situar los radares son los únicos permitidos. Por eso existen soluciones proporcionadas por los fabricantes como Coyote, que han conseguido generar una comunidad de usuarios (con más de 1.200.000 conductores) que aportan y nutren de datos en tiempo real a la base de datos que luego se vuelcan a los dispositivos.

En virtud de esta interoperatividad entre conductor y avisador de radares, todos los usuarios de la comunidad se benefician de las circunstancias que cada uno va detectando en sus trayectos. Si hay un accidente, un atasco, o un radar móvil, aquel que se percata de ello lo notifica a través de la aplicación. E inmediatamente el resto de conductores que se encuentran en las inmediaciones también son advertidos de esa situación.

Pero esto lo vamos a entender mucho mejor viendo este vídeo en el que se expone la importancia que hoy en día tienen estos avisadores de radar para la seguridad en el tráfico.

Compra ya el avisador de radares Wikango 97-W700 en un solo click

Compra ya el avisador de radares Mini Coyote Plus en un solo click


 

Si este artículo te ha gustado, te agradecería que le dieses la máxima difusión a través de las redes sociales, pinchando en uno de los iconos de abajo. Y para recibir las nuevas actualizaciones, lo mejor es suscribirse a las entradas del blog rellenando el formulario que se encuentra un poco más abajo, después de los comentarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *