Unas cuantas labores de mantenimiento que deberías saber hacer en tu coche sí o sí

No hay una cosa que fastidie más al propietario de un coche que gastarse el dinero en reparaciones.

En general a nadie le gusta que se le rompa el coche.

Tampoco conozco a nadie que disfrute pagando facturas en el taller.

Por eso conviene que tengas el coche en perfecto estado de mantenimiento, si lo que te interesa es evitarte posteriores averías que pueden dejarte sin un euro en el bolsillo.

Un coche en buen estado, con todo el mantenimiento en regla, se rompe con menos frecuencia que otro cuyo propietario es un despreocupado que no hace ni las mínimas labores de mantenimiento.

En este post te vamos a enseñar cuáles son esas labores de mantenimiento que deberías hacer en tu coche sí o sí.

Y lo mejor de todo es que no tendrás que gastarte apenas dinero, porque no es necesario pasar por el taller para hacerlas.

Si tu eres de la cofradía de Juan Palomo, comprobarás que este post es puro DIY, con una serie de cosas que te permiten ahorrarte algo de dinero en el mantenimiento de tu coche.

tareas mantenimiento coche

El aceite lubricante

Es obligatorio revisar el aceite cada cierto tiempo a través de la varilla.

Se trata de una tarea que todo conductor debería saber hacer, pues no tiene más dificultad que extraer la varilla del nivel de aceite y mirar si este se encuentra entre los niveles máximos y mínimos (¡igual que ocurre con la freidora!).

A parte de eso, una de las tareas básicas en cualquier coche es el cambio de aceite y de filtro del aceite. No es tampoco una labor muy complicada, pero es posible que te cueste algo más.

Si quieres ahorrarte dinero en la sustitución del lubricante —y se te dan bien las tareas manuales—, yo acudiría a un local de alquiler de boxes para mecánica.

Se trata de naves industriales o locales comerciales perfectamente acondicionados para poder hacer el mantenimiento de tu coche por ti mismo.

Un box no suele exceder de 8 o 9 euros la hora y allí puedes encontrar elevadores y todas las herramientas que puedas necesitar. Y si tienes dudas, normalmente suelen tener a algún mecánico que te puede echar una mano si en un momento dado no sabes cómo seguir.

El aceite y el filtro nuevo lo compraría en una web de repuestos online como Endado, en donde encontrarás unos precios prácticamente imbatibles.

La revisión de líquidos

Ya hemos visto que es imprescindible controlar el nivel de aceite lubricante.

Pero ese no es el único fluido que utiliza el motor de tu coche.

Si quieres mantener tu coche en perfecto estado de revista —lo que a la larga te evitará dolores de cabeza y averías—, debes comprobar el resto de líquidos:

  • Líquido de frenos.
  • Líquido de la dirección.
  • Líquido de la transmisión.
  • Líquido anticongelante.
  • Líquido limpiaparabrisas.

Deberías comprobar una vez al mes que todos los depósitos están con la cantidad mínima de líquido.

De no ser así, deberías rellenarlos, ya que casi todos ellos están en un lugar muy accesible, que se puede ver a simple vista nada más abrir el capó.

También conviene que revises que no existen fugas en los distintos circuitos hidráulicos.

Para ello, después de que el coche haya estado parado en una superficie lisa durante un rato, mira al suelo y busca algún líquido que haya podido caer de tu coche.

Cambiar los limpiaparabrisas

Como todo componente de plástico o de goma, los limpiaparabrisas sufren desgaste con el uso y las inclemencias del tiempo.

Por lo tanto, la efectividad de los limpiaparabrisas también puede ir reduciéndose conforme se vayan gastando las gomas.

Cuando llegue el momento de cambiarlas, lo puedes hacer en un taller, pero la factura será más elevada que si haces el cambio por ti mismo.

La mejor forma de ahorrar algo de dinero es comprar las escobillas nuevas en la ya citada Endado; y ponerlas tú mismo en tu coche: verás cómo es mucho más sencillo de lo que crees.

Sustitución de todos los filtros

 

via GIPHY

No todos los filtros son igual de fáciles de sustituir.

Mientras que el filtro del aire se cambia con la gorra (te lo digo porque hasta yo mismo, que no soy ningún manitas, soy capaz de hacerlo), hay otros filtros que tal vez sean algo más costosos de cambiar.

Pero en un box de alquiler, con el material adecuado, puedes hacerlo por un precio mucho más barato que si te hubieses tenido que ir a un taller en donde habría que pagar la mano de obra y el margen comercial que obtienen por venderte los filtros.

Estos son los filtros que podrías cambiar por ti mismo:

  • Filtro de aire.
  • Filtro de aceite.
  • Filtro de combustible.
  • Filtro anti-polen o de habitáculo.

Cambio de neumáticos

Por mucho que trates de seguir usando las ruedas aunque los alambres sobresalgan del caucho, es obligatorio cambiar los neumáticos cuando estos comienzan a desgastarse.

Así que no hagas el tonto y no te la juegues por apurar en exceso las ruedas.

Si quieres ahorrar algo de dinero, puedes comprar las ruedas por tu cuenta y colocártelas por ti mismo en un box (si es que el vendedor no te las coloca gratis, por el hecho de haberle comprado los neumáticos).

No es que sea una tarea complicada, pero necesitarás de herramientas específicas para desllantar el neumático viejo y para meter el nuevo.

Además, te hará falta también una herramienta de equilibrado de ruedas.

Y un elevador tampoco te vendría mal, ya que es mucho más cómodo hacer los cambios con el coche arriba y no tener que estar usando todo el rato un gato.

Lo que no deberías hacer por tu cuenta bajo ningún concepto

via GIPHY

Ten en cuenta que no todas las operaciones de mantenimiento son tan fáciles de hacer por uno mismo.

Cuestiones complicadas como el cambio de correas, el cambio de pastillas y discos de frenos, así como todo lo relacionado con la culata, los cilindros, la dirección, la caja de cambios, etc. son cuestiones que deben hacer los profesionales.

Así que, si no has sido mecánico en una vida anterior, es mejor que no te metas en camisa de once varas porque al final el ahorro te puede terminar costando caro.

Y otra cuestión que debes valorar es que, cuando actúas por tu cuenta, no hay ninguna garantía que respalde tu intervención mecánica. Esto significa que si haces algo mal, el único responsable eres tú.

Esa es la razón por la que debes saber en lo que te metes cuando empiezas a hacer labores de mantenimiento DIY en tu coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *