Todo lo que debes saber sobre cascos de moto

Aunque en este blog casi siempre hablamos de coches y de accesorios de coches, también nos leen muchos moteros. Por eso he pensado que hoy podía escribir un post sobre los aficionados a las motos. Y he pensado que lo mejor es centrarme el accesorio por excelencia para un motorista: el casco.

cascos de moto portada

No me cansaré de repetir que cuando circulas en motocicleta, tu cuerpo es la carrocería que se lleva todos los golpes y los rozones. Mientras que un golpecito entre dos coches puede suponer como mucho un rayón en el paragolpes o en una aleta, cuando el toque se produce entre un coche y una moto, la caída contra el suelo es casi segura.

En caso de caída de la moto, la parte más delicada del cuerpo del motorista es la cabeza. No hace falta que te diga por qué, ¿verdad?

Nunca es suficiente la protección que se le puede ofrecer a la cabeza. Puesto que en caso de caída la cabeza es la parte más susceptible de sufrir daños serios, el casco es tan importante en una moto como lo es el cinturón de seguridad en un coche.

Además, los actuales cascos de moto, gracias a las nuevas tecnologías, son más ligeros, resistentes y cómodos que los de antaño, y ofrecen una infinita cantidad de diseños y acabados de una gran originalidad.

Así que no lo dudes: si vas a montar en moto, lo primero que debes hacer antes de arrancar es ponerte el casco.

Cómo elegir un casco para moto

Cuando te decidas por un casco en concreto, debes comprobar que sea de tu medida. Un casco más pequeño o más grande que tu cabeza dejaría de cumplir con las funciones que tiene asignadas (además de ser incomodísimo).

También debes comprobar que te cubra la cabeza por completo y que no queden partes de la misma fuera del casco. En esto habría que comprobar también que tu mandíbula no quede fuera del casco.

Por otra parte, debe ser suficientemente aerodinámico y que permita la máxima visibilidad, sin olvidar otros elementos que puedan provocar incomodidad durante la conducción, como es la cuestión de la suficiente ventilación.

Asimismo, nunca compres un casco que no esté homologado, ya que no estaría garantizada la máxima protección.

Tipos de cascos para moto

Puede ser que estés dudando sobre qué tipo de casco comprarte. Lo mejor, si te preocupa la seguridad, es que te hagas con uno integral. De ese modo conseguirás la máxima protección de la cara y la cabeza.

Otra opción puede ser la de los cascos abiertos, que sobre todo se utilizan para conducción en ciudad con scooters. Son especialmente cómodos ya que dejan una parte de la cara al aire, lo que te permite sentir el aire directamente sobre tu rostro.

Una solución intermedia sería la de los cascos modulares. Cuando van cerrados parecen integrales; pero si en un momento dado estás parado en un semáforo puedes abrir la parte inferior y levantarla para que te quede la cara descubierta y así respirar algo más de aire.

Los cascos de motocross serían la última opción. Aunque realmente esta opción no está pensada para uso en otro tipo de motos que no sean de enduro. Se caracterizan por su máxima apertura para mejorar la visibilidad. Sin embargo, al estar abiertos, es necesario ponerse unas gafas especiales que protejan del barro y de las piedrecillas que pueden ir saltando al moverse por el campo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *